Numeros putas prostitutas del siglo xvi

numeros putas prostitutas del siglo xvi

El Gobierno chino no se anda con chiquitas: Abordemos el tema de la prostitución con algo de perspectiva histórica. Incluso una sociedad tan religiosa como la medieval, donde la salvación era el objetivo supremo, toleró el comercio sexual para evitar males mayores como el adulterio y la violación.

En España, durante la Edad Media y la edad moderna, se esgrimieron argumentos políticos, teológicos y económicos en favor y en contra de legalizar las mancebías. Les exigían estar solteras, tener buena salud y someterse a periódicas inspecciones sanitarias y de higiene corporal. Eran atendidas por un médico y un sacerdote. A pesar de su sujeción, la mayoría de estas mujeres prefería los prostíbulos a ejercer la prostitución por libre.

Las que decidían abandonar ese tipo de vida eran trasladadas a una casa de penitencia, donde permanecían recluidas en clausura a la espera de entrar en un convento o lograr la dote necesaria para contraer matrimonio. Esta fecha, no obstante, es la menos popular entre los historiadores. La mayoría de los autores afirman que la primera referencia al burdel se dio cuatro años después.

Se dio en cuando, tras la ampliación de las murallas de la ciudad, el prostíbulo se ganó un hueco dentro de Valencia. Levantar un muro alrededor de la mancebía y dejar solo una entrada para acceder a la misma.

Por si fuera poco, también se cegaron las calles ubicadas en las cercanías y se estableció un guardia en la puerta con potestad para quitar las armas a los clientes. Poco a poco, el burdel de Valencia fue adquiriendo unas características propias que le diferenciaban del resto de edificios similares. Ubicado intramuros pero alejado del centro urbano, próximo a la morería y al espacio destinado a ciertas actividades gremiales consideradas insalubres […].

Las cifras parecen exageradas, pues la mayoría de los registros hacen referencia a la presencia de hasta un centenar. Otro tanto sucedía con las religiones que profesaban las prostitutas, como bien señala Rangel: En el burdel de Valencia, las relaciones entre diferentes religiones estaban prohibidas.

La molestia, con todo, les resultaba provechosa a nivel económico pues con el paso de los años las meretrices ubicadas en este lupanar llegaron a cobrar hasta el doble que el resto de sus compañeras. El burdel de Valencia permanecía abierto durante casi todo el año. Tan sólo había unas pocas excepciones en las que cerraba sus puertas, y la mayoría se correspondían con fiestas religiosas. Los días que pasaban de retiro espiritual obligatorio eran sufragados por la misma ciudad.

Y es que, mediante continuas charlas y oraciones se buscaba que las prostitutas renunciaran a su trabajo y volviesen al recto camino del Señor. Los conferenciantes les ofrecían incluso ayuda para encontrar marido y les prometían otorgarles una gran dote si pasaban por el altar dinero que pagaba también la ciudad. Se retiró a los 21 años y murió a los 37, con una generosa pensión por parte de la familia real.

Su funeral fue multitudinario. Hija de costurera, ejerció de prostituta de lujo y el rey la conoció, a sus 19 años, y se prendó de ella.

Fue guillotinada por los revolucionarios en De infancia humilde, fue violada cuando pequeña, y comenzó como bailarina de poca monta, hasta que un banquero se la llevó a París, y desde ahí comenzó su fama como artista y también como cortesana, siendo amante de reyes y aristócratas. Murió a los 96 años, arruinada y sola. Divine Brown años 90, Estados Unidos: Despilfarró el dinero, delinquió y volvió a la prostitución.

Ashley Alexandra Dupré , Estados Unidos: Esto desató que se descubriera una red de prostitución, y de ahí cuatro personas fueron a juicio.

numeros putas prostitutas del siglo xvi

Algo que no era privativo de La Habana, sino de la esclavitud urbana en la América Latina, tal y como han estudiado autores como Bergad, Acosta Saignes y Kinsbruner. Pero la prostitución inducida de las esclavas era sólo una parte de la corrupción generalizada que imperaba en La Habana, ciudad portuaria alejada de los centros de poder metropolitanos, con autoridades locales débiles.

En , el gobernador Francisco Carreño nos trasmitía la impresión de que La Habana de entonces era una especie de vertedero de inmundicias humanas, al que iba a recalar toda la hez del Continente.

Independientemente de la dosis de exageración que pudieran contener sus opiniones, por actas capitulares de y sabemos que en aquel momento la villa de La Habana sólo tenía cuatro calles y que contaba con 50 tabernas.

La unión de ambos datos es reveladora del estado moral de la población habanera en el siglo XVI: Es decir, un promedio de 12,5 tabernas por calle. De acuerdo con la información extraída de la documentación de la época, podemos esbozar un modus operandi de la prostitución habanera en los primeros siglos coloniales:.

Hasta donde sabemos, fue el obispo Diego Evelino de Compostela el primero en intentar crear en La Habana algo parecido a una Casa de Recogidas, en , la que tuvo una existencia efímera, de apenas cuatro o cinco meses, y se limitó a mujeres blancas separadas de sus maridos.

Vencido ese lapso, Compostela destinó con ese mismo fin un local dentro del hospital para mujeres de San Francisco de Paula, a orillas de la bahía. A esta función se añadió después la nefasta costumbre de recluir en ese hospital a las presas comunes, algo que quedó literariamente eternizado en la obra cumbre de la narrativa cubana del siglo XIX: La asunción del mando político-militar de la Isla por el mariscal Juan Antonio Tineo y Fuertes, en , significó para Urrutia una posibilidad real de plasmación de su idea.

El 28 de diciembre de , siete de ellos se referían a Urrutia en carta al Rey: Dejando a un lado a Ninón, debemos destacar un aspecto curioso de las cortesanas: Al poco tiempo se hizo conocida en todo el país, haciéndose célebre tanto por su instinto para la danza pues no era profesional , como también por sus orígenes españoles en el ambiente francés, que lo veían como exótico. Ese mismo momento, un grupo mayoritario de personas influyentes del reino iniciaron una revuelta en contra a las acciones del rey y por supuesto, de Lola Montez.

A ella le hicieron salir del país dirigiéndose a Estados Unidos , en tanto que Ludwing I se vio obligado a abdicar en ese preciso momento. Lola Montez murió a los 39 años de edad a causa de una neumonía , la que contrajo en su primer paseo tras haber sufrido un derrame cerebral que le había dejado paralizada por un tiempo. Fundador y Director de Red Historia. Especiales de Historia, Historia. Prostitutas en la Historia.

By Marcelo Ferrando Castro on 6 marzo, En Babilonia las mujeres debían prostituirse una vez en la vida con un extranjero. La Edad Media es una época contradictoria respecto a la prostitución. Desde que el pasado 9 de. La religión en el Antiguo Egipto: Fue guillotinada por los revolucionarios en De infancia humilde, fue violada cuando pequeña, y comenzó como bailarina de poca monta, hasta que un banquero se la llevó a París, y desde ahí comenzó su fama como artista y también como cortesana, siendo amante de reyes y aristócratas.

Murió a los 96 años, arruinada y sola. Divine Brown años 90, Estados Unidos: Despilfarró el dinero, delinquió y volvió a la prostitución. Ashley Alexandra Dupré , Estados Unidos: Esto desató que se descubriera una red de prostitución, y de ahí cuatro personas fueron a juicio. Spitzer fue arruinado, y ella se volvió famosa y trató de cantar. Dania Londoño , Colombia: Dania se hizo famosa, posó para revistas, habló para emisoras y escribió un libro.

0 thoughts on “Numeros putas prostitutas del siglo xvi”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *